Base L’ESSENTIEL, de Guerlain

Sin ninguna duda, los posts que reciben más visitas en mi blog son aquellos en los que os hablo de bases de maquillaje, y sinceramente, no me extraña nada puesto que yo también me inicié en el mundo de los blogs buscando información y comparativas sobre diferentes bases… jejeje

En este caso os quiero hablar de L’ESSENTIEL de Guerlain, última de las bases que he incorporado a mi tocador y que rápidamente se ha hecho un hueco entre mis favoritas para esta época del año en la que buscamos aparentar una piel jugosa y con luz, huyendo de los síntomas que aparecen en nuestra piel con la llegada del invierno (tez fría y apagada, mayor visibilidad de marcas y ojeras, alguna rojez derivada de las bajas temperaturas, etc).

Si por el nombre no sabéis de qué base os estoy hablando, seguro que con ver el packaging tenéis más que suficiente:

El envase de L’ESSENTIEL fue diseñado por  Mathieu Lehanneur, que se inspira del sutil arte del equilibrio (de ahí las dos bolitas que parece que se aguanten una sobre otra por arte de magia).

Como curiosidad además del envase, y antes de entrar en sus características como base de maquillaje, tengo que hacer mención especial al olor. ¡Huele riquísima! Al menos a mí, que no soy de olores fuertes o demasiado dulces, me encanta. No sabría explicaros exactamente a qué huele… es un olor muy suave, como de un perfume o una crema delicada y sutil que huele a limpio, a fresco. En la propia web de Guerlain describen la fragancia de la siguiente manera:

Una fragancia almizclada y amaderada que irrumpe con notas de almendra blanca. En su corazón la sutil nota del té blanco da paso a un fondo suave y cremoso de madera de sándalo. Su encanto alcanza su punto más álgido con las notas de almizcle blanco y haba tonka.

Descripción extraída de la web de Guerlain (ver aquí).

Comenzamos ahora con lo interesante: las características que la hacen, para mi gusto, una muy buena base 🙂

Tonos disponibles: en la web de Guerlain aparecen hasta 30 tonos diferentes, aunque aquí resulta un poquito más cara… En otras perfumerías on-line (Druni, Marvimundo, Primor…) tienen menos disponibilidad de tonos, pero el precio es mucho más bajo.

Duración: según dice la marca, dura hasta 16h. Yo la he llevado durante algo más de 8h y no he tenido que retocarla. Tampoco me ha dado sensación de que se oxide.

Hidratación: mi piel mixta-grasa, con tendencia acnéica pero súper deshidratada (sobretodo ahora en invierno, que con el frío me tira mogollón la piel) acepta esta base como si se tratase de una crema hidratante. Me mantiene la piel bien, sin necesidad de reaplicar o rehidratar con bruma, y se agradece mucho no notar que llevas nada (ni por exceso de grasa, ni por sequedad).

Aplicador y envase: el aplicador tipo pump permite controlar perfectamente la cantidad de base a utilizar. Lo que no me gusta tanto es que el envase sea de vidrio porque pesa mogollón, y el día que me quede poca no habrá manera de poder aprovechar lo que quede en el bote. Y no hace falta que os diga el disgusto que sería si se me cae al suelo… 😦 Eso sí, el envase de cristal le da un toque de alta gama, que por el precio que tiene quizá un envase de plástico nos parecería poco.

Consistencia: la base es bastante líquida lo que permite una aplicación muy fácil. Yo la aplico con brocha y la termino de trabajar con esponjita para que se funda bien con la piel.

Acabado: como os comentaba más arriba, el acabado es glowy pero sin pasarse. Deja la piel jugosa y con mucha luz, pero no aporta exceso de brillo o grasa (al menos en mi piel). El aspecto final es muy natural, y puedes modular el acabado de menos a más cubriente aplicando varias capas de producto. Yo que sólo busco igualar la piel y mejorar el tono, con una capa tengo suficiente.

SPF20: pues sí, también tiene factor de protección solar, lo que la hace prácticamente una base perfecta para cualquier ocasión 🙂

Además de todas estas características debo destacar que se considera una base NO COMEDOGÉNICA, lo que la hace especialmente indicada para pieles con tendencia acnéica. Por todos estos motivos se ha convertido en una de mis favoritas, pero no la hubiese comprado de no haber sido porque la encontré a muy buen precio en Druni, en una de las mega-ofertas que sacan diariamente (creo que me costó unos 20€!!).

Hasta aquí el post de hoy. Espero que os haya gustado y os sea útil porque va a ser el último… La Ventana de Seidia se despide tras varios años de post y hasta 60 publicaciones. Me voy muy contenta con el alcance que han tenido cada uno de los post (algunos mucho más que otros, pero es lo que tiene escribir a tu gusto, jeje) y ojalá pronto nos volvamos a ver por este mundo… Ya sabéis que me gusta mucho comunicar, así que puedo deciros que ya tengo alguna que otra idea en mente! 🙂

Abrazo fuertee!! ***

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s